Novedades July 19, 2019

    Venga por negocios, quédese para vivir

    Cuando se traslada a una nueva ciudad para trabajar o estudiar, no necesariamente debe conocer mucho sobre cómo es su día a día. Quizá ya haya visitado la Región Isla de Francia antes, de vacaciones o de visita unos días cuando era más joven —pero su relación con la región cambia cuando decide establecerse en ella. En cuanto llega, debe centrarse en cuestiones importantes: dónde vivir, cómo llegar la trabajo o información local, como a qué hora abren las tiendas. Un día formará parte de usted y, recuerde, siempre diga «bonjour» a todo el mundo. Entretanto, le daremos alguna información necesaria sobre cuestiones no relacionadas con el trabajo.

    Dejaremos de lado las tan obvias recomendaciones: «Visite el Louvre y dé un paseo por el Sena», y recuerde que la Región Isla de Francia ofrece una enorme actividad cultural: desde museos y teatros de reconocimiento mundial a espacios de actuaciones underground o cines independientes. Visite joyas como Fontainebleau y Provins, accesibles en un breve trayecto en tren desde el centro (¡Y mucho menos turísticas!).

    la Torre de César, construida en el siglo XII, en la población medieval de Provins, accesible en un breve trayecto en tren desde el centro e París.

    Los amantes de la naturaleza se alegraran al saber que la Región Isla de Francia cuenta con un 75% de espacios verdes, lagos y ríos. El mismo centro de la ciudad tiene más de 400 parques, convirtiéndola en la capital europea con más árboles. Además, con uno de los sistemas de transporte más avanzados, la Región Isla de Francia permite moverse entre las zonas urbanas históricas y las afueras más salvajes, siendo muy fácil hacer viajes de un día para tomar un poco de aire fresco. El concepto de deporte está muy presente con una amplia oferta de piscinas, carriles para bicicletas, kayak en los canales y —por qué no— o una sesión de tango o salsa en el exterior al lado del río, accesible para todo el mundo.

    El Metro de París, uno de las redes de transporte más efectivas del mundo.

    Otra ventaja de vivir en la Región Isla de Francia es la enorme facilidad de llegar a cualquier destino europeo. Con 3 aeropuertos internacionales, 7 estaciones de tren de alta velocidad, así como un sistema de tráfico de última generación, podrá estar en Ginebra, Londres, Barcelona, Roma o Berlín en tan solo 2 horas —por nombrar solo unos cuantos destinos (¡sin olvidar el resto de Francia!). El actual proyecto del Grand Paris Express ampliará la red de metro con enlaces rápidos entre las poblaciones de los alrededores.

    La Región Isla de Francia es líder en el movimiento de alimentos orgánicos locales.

    Si está estudiando algún otro destino internacional, quizá se sienta tentado por la increíble gastronomía de la Región Isla de Francia, líder en el movimiento de alimentos orgánicos locales. Jóvenes chefs  de gran creatividad han elegido la Región Isla de Francia como su lugar de trabajo por la receptividad de la población y el acceso a ingredientes de gran calidad (en el sur de París, encontramos el famoso mercado de Rungis). O quizá solo quiera disfruta de un buen queso con una copa de vino junto a sus amigos en un bar. Quizá no es lo que Hemingway tenía en mente cuando decía que París era un banquete móvil, pero puede hacerse una idea.

    Niños en guarderías locales. Las guarderías de la Región Isla de Francia son mucho más asequibles que en otras ciudades del mundo.

    Si tiene familia, es obvio que tiene en cuenta cómo se adaptará al nuevo entorno, Pero no tema, la Región Isla de Francia orece soluciones específicas para acomodar a familias extranjeras. Cuanta con 156 secciones de idiomas internacionales en las escuelas en la Región Isla de Francia, con formación en 17 idiomas distintos, lo que significa que sus hijos podrán aprender en Francés y en su idioma nativo. Los más pequeños pueden acudir a las guarderías hasta los 3 años, edad en la que pasan a preescolar. Los niños tienen 2 semanas de vacaciones durante el año escolar, lo que permite irse de vacaciones con toda la familia.

    Por último, aunque no menos importante, está el tema de la asequibilidad. Muchos estudios demuestran que el coste de vida de la Región Isla de Francia es mejor comparado con otras ciudades internacionales como Nueva York, Londres, San Francisco o Ginebra. Gastos que no solo abarcan los gastos personales como vivienda, educación y atención sanitaria, sino también los gastos de empresa, como la contratación y el espacio de oficinas.

    Cinéfilos y deportistas, amantes de la gastronomía y la naturaleza, apasionados por el arte o viajeros incansables: la vida en la Región Isla de Francia siempre ofrece algo para todo el mundo. Así que, aunque haya venido por trabajo, quizá se quede a vivir.