Novedades August 5, 2019

    Preparado para expandirse…

    Si es director de una startup o está planificando el futuro de su empresa, quizá ya haya escuchado que es mejor reflexionar sobre el tema antes de expandirse al extranjero. Esto es especialmente cierto para empresas sin base en grandes países, como Estados Unidos o China, pero incluso para las que cuentan con ella se beneficiarán de la expansión a otros mercados. Aquí le damos algunos consejos are que facilitarán su transición al extranjero.

    Haga su propia investigación

    Quizá parezca obvio, pero es muy importante que haga su propia investigación ante de adentrarse en esta aventura. Buscar en Google «El mejor lugar para hacer negocios» está bien, pero no le dará toda la información. Porque un país le ofrezcan buenos créditos fiscales no significa que sea el lugar idóneo para su negocio. Tómese el tiempo necesario para conocer cómo está representado su sector en diferentes países. Algunos son estereotípicos, como los bienes de lujo en Francia e Italia o la tecnología de automoción en Alemania, ¿pero sabe que Francia también cuenta con una destacada industria aeronáutica? También es buena idea buscar, no solo países, sino ciudades para sus necesidades específicas (quizá Manchester sea mejor que Londres).

    Elija el mercado adecuado

    Como parte de su investigación, asegúrese de conocer qué percepción se tiene del sector en el país elegido y en todo el mundo. Un ejemplo puede ser Rusia, donde las empresas que producen productos de medicina suelen establecerse en Alemania o Israel, ya que se considera que la medicina en estos países es de más calidad. Todo se produce en Rusia, pero teniendo sus oficinas centrales en uno de esos países, la empresa gana respeto en su país. Comprobar que su sector tiene una buena reputación en países estratégicos es clave para el éxito.

    La importancia de la traducción

    Contratar a traductores profesionales puede parecer una inversión muy cara, pero obtendrá lo que paga. Es muy importante garantizar que su página web y cualquier material están bien traducidos y sus clientes entiendan perfectamente qué está vendiendo. Además, que su nombre, logotipo o eslogan por error significa algo en otros idiomas. Muchos clientes, sobre todos los de Europa occidental, entiende en inglés bastante bien, pero siempre es mucho más agradable leer algo en el idioma nativo. Si se reúne con socios comerciales locales, es buena idea contar con un intérprete para acelerar el proceso y evitar malentendidos.

    Asociarse con una empresa local

    Si su empresa ya está establecida en su país de origen, una posibilidad a tener en cuenta es asociarse con una empresa local. Esto le permite aprovechar su cadena de suministro y sus conocimientos sobre el mercado nacional, mientras ellos pueden utilizar su nombre conocido internacionalmente. Otros ejemplo ruso de esto es la asociación de KFC y Rostik. KFC intentó trasladarse al mercado ruso en varios ocasiones, pero fracasó por problemas de infraestructuras. Su asociación con Rostiks le aportó los ingredientes que necesitaba (casi literalmente), lo que les permitió avanzar e incluso comprar la marca rusa.

    Conozca las costumbres locales para evitar momentos desagradables

    Una vez haya elegido el país según sus necesidades, es buena idea informarse sobre las costumbres locales. Saber que los trabajadores franceses tiene «derecho a desconectar» (también conocido como Ley de correo francés), o que generalmente está mal visto tocar a un socio comercial (como ponerle la mano en el hombro cuando lo presenta a alguien) en Japón, lo que puede ralentizar su proceso de empresa en un nuevo entorno. Hay muchas páginas webs con consejos específicos sobre cultura y países, peo lo mejor es consultar una guía específica sobre su cultura nativa cultura y otra sobre la cultura en la que se adentra.