¿Asequibilidad en el corazón de Europa? No busque más: la respuesta es la Región Isla de Francia.

Todas las empresas interesadas en un punto de apoyo europeo para acceder al mercado común del continente y en los más de 500 millones consumidores buscan lo mismo: una concentración de altos directivos con talento, facilidad para hacer negocios, espacios de oficina amplios, infraestructuras modernas, calidad de vida y, por supuesto, asequibilidad.

Sin duda, las pequeñas y grandes empresas deben tener en cuenta la Región Isla de Francia por el valor incalculable que ofrece. Además de ser una región líder en Europa en términos de PIB, I+D e innovación, esta zona también ofrece un entorno empresarial asequible y calidad de vida comparado con otras ciudades del mundo.

Pongamos el ejemplo de la inmobiliaria comercial. Los costes de ocupación en la Región Isla de Francia son la mitad comprados con Londres, y mucho más económicos que en Tokio, Nueva York, San Francisco o Ginebra, según un estudio de 2017 realizado por Cushman y Wakefield

En cuanto a los gastos generales de vida, la Encuesta sobre el coste de vida de la consultora Mercer arroja que París ocupa la posición 34 en la clasificación mundial, mucho más asequible que San Francisco (5ª posición), Nueva York (6ª posición), Londres (9ª posición) o Hong Kong (12ª posición).

Otro tema importante de debate es el precio de la vivienda, sobre todo para expatriados en Europa. Londres se clasifica como la ciudad más cara para extranjeros, mientras que París ocupa la 6ª posición. Además, se dispone de buena comunicación con otras ciudades gracias a la eficaz red de trenes de la región y conexiones con el aeropuerto de Londres, toda Europa y el resto del mundo (seguimos trabajando para llegar más lejos…).

Hablando de moverse, el sistema de trenes suburbanos y la red de metro de la Región Isla de Francia está considerado como uno de los más avanzados del mundo. Es bastante asequible: un 54% menos que Londres (los abonos mensuales de Londres cuestan entre 134 y 351 libras, comparado con los 75 euros del abono para todas las zonas en la Región Isla de Francia).

Cualquier ciudad de Europa está a un rápido trayecto en tren o avión desde la Región Isla de Francia.

Otro aspecto que suele considerar la gente a la hora de comparar el coste de vida es la salud. Una consulta de 15 minutos es un 56% más cara en París que en Londres. ¿Y en cuanto a educación? En Francia es gratuita y de gran calidad, mientras que una familia media británica paga más de 17.000 libras al año para educación superior, según The Guardian.

En resumen, un parisino típico con un sueldo similar a su homólogo londinense tiene un poder adquisitivo mucho mayor. Por ello, no sorprende que muchas personas hayan optado por instalarse en la Región Isla de Francia, más aún con la incertidumbre causada por el Brexit.